Esto va viento en popa

Hoy he tenido cita con Felipe del Valle, el nutricionista de Balance, y he vuelto a tener mediciones con él. Lo cierto es que aunque estoy controlándome las Navidades están haciendo de las suyas, lo reconozco mi fuerza de voluntad se está mermando y tanto dulce a la mano hace que sea imposible resistirse.

He bajado de peso eso sí, punto positivo, pero desde la cena de Navidad de Balance que fue el 5 de diciembre hasta hoy ha sido poquísimo unos gramos, la verdad es que desde entonces me he mantenido. Hombre, la idea era perder, pero todo no se puede, si quieres salir a comer y cenar con amigos, quieres una cena de Noche Buena en condiciones o un día de Navidad comiendo palomitas mientras estás en el cine, tienes que renunciar a seguir perdiendo peso.

Pero como he dicho antes lo importante es que no he engordado, todo un record tratándose de estas fechas.

Bueno voy al grano… A continuación os pongo las 3 gráficas que tengo desde que estoy en Balance, esta vez desde en sentido inverso, la primera es la última medición. Quiero que os fijéis en la bajada de peso, además en esta ocasión ha habido aumento de masa muscular, por lo cual estoy muy contenta, tan solo hay que mirar los datos para ver el cambio. La curva se está poniendo recta, tal y cómo dijimos que tendría que hacer.

Inés García del Pozo2

INÉS GARCIA DEL POZO

Inés García del Pozo

Próximo paso, seguir con mis Navidades, controlando pero sin volverme loca, hay que salir y relacionarse y no ser un bicho raro que no come. Después de las vacaciones seguir a dieta, quiero alcanzar los 50 kilos, así que a mentalizarse, Felipe me ha dicho que tengo que aumentar más la masa muscular, que lo ideal sería que la curva cambiase un poco pero en el otro sentido “ ) ”, menos grasa y peso y más músculo. Como no voy a dejar el ejercicio espero poder lograrlo, aquí os lo contaré.

Anuncios
Estándar

¡Feliz Navidad!

felicitacion blog2

Hoy quiero felicitaros a todos la Navidad, mañana será un día importante porque nos reuniremos con nuestros seres más queridos para pasar una noche en familia. Espero que en cada una de vuestras casas lo paséis muy bien y disfrutéis de la cena tan rica que seguro que prepararéis u os prepararán.

También os quiero pedir disculpas por haber escrito tan poquito en estos últimos días pero es que estas fechas son un caos, sobre todo si tienes peques, pues hay que preparar muchas cosas y al final nunca se tiene tiempo para nada. Eso sí, mi entrenamiento sigue sin alterarse, así que estoy siendo muy formalita y de momento no he faltado ni un solo día a mis sesiones.

Aunque queda poco para acabar mi reto, el programa consistía en 3 meses de trabajo y empecé en octubre, esto no acabará aquí, el ejercicio no puedo dejarlo pues es el motor principal del cambio que estoy experimentando, además es adictivo, te sientes tan bien cuando lo haces bien, que ya no puedes dejarlo, así  que seguiré contándoos como me va.

En cuanto a los hábitos de alimentación, de momento sigo a dieta pues quiero bajar un par de kilos más, y supongo que aunque no quiera después de las vacaciones habré cogido algo de peso, pero como ya sé cómo cuidarme, no me preocupa, tengo todo el tiempo del mundo para seguir hasta que consiga el peso ideal. Pero lo importante es que he aprendido a comer mejor y estoy segura de que en mí día a día sabré controlarme y cuidarme para que no volver al punto de no caber en mi ropa.

El próximo día os contaré en que consiste el ciclo metabólico en el que estamos trabajando.

Felices fiestas a todos.

Estándar

Sorpresas que da la vida

La semana pasada estaba un poco de bajón pues los datos de la báscula no eran del todo buenos, después de tres semanas de dieta y entrenamiento había bajado poquísimo peso, unos 600 gramos, una miseria, la última medición fue de 55,500 gramos. Esperaba que se tratase de una bajada de grasa y aumento de músculo, pues la dieta la estaba cumpliendo y aunque nos números no lo dijesen yo me sentía más delgada.   Además se avecinaba un puente de 4 días y la cena de Balance, donde ya de por sí sabía que me iba a pasar con el tema de la comida y bebida…, por cierto estuvo genial en otro post os la cuento.

Así que tenía dos opciones amargarme y pensar que no valía de nada el esfuerzo que estaba haciendo o pensar que todo iba bien y que si me sentía mejor, que importaban las cifras, elegí opción B.

He pasado un puente muy agradable en la playita, en compañía de mis Danis y aunque he salido a cenar,  he comido un poco de pizza y algún que otro pescaito frito,  he decidido no tener remordimientos de conciencia y pensar que tengo todo el tiempo del mundo para recuperarme.

Hoy he vuelto a mi entrenamiento y a pesar de todo sentía que no me había portado muy bien, así que le he pedido a Abraham que me pesase, más que nada para hacerme a la idea del trabajo que tenía que recuperar y cuál ha sido mi enorme sorpresa  cuando he visto que he bajado UN KILO ENTERITO, miércoles 11 de diciembre 54,400 gramos, ole, ole y ole.

Para que veáis, creo que a veces hay que relajarse y no obsesionarse con las cosas. He vuelto a mi dieta estricta y vengo con más energía que nunca para el nuevo y último ciclo que me tiene preparado.

Os pongo una fotifo del finde, siento tener un plumas puesto y que no se vea mucho el cuerpo, pero la cara es otra, si no… entrad de nuevo en “Mi problema con las fotos”, ¿donde está la papada…? 🙂

portugal

Ya os iré contando, besos a todos.

Estándar

Excusas a un lado

Hoy nos han puesto un espejo de cuerpo entero en el vestuario, y claro, he querido estrenarlo haciendo la típica foto con el móvil pensando en el blog, para que se vea bien el cambio que estoy viviendo, siento mucho que la calidad no sea muy buena, pero es que no había mucha luz y sinceramente, me daba un poco de corte que entrase alguien y me viese, así que la he hecho rapidito.

Espejo

Y qué queréis que os diga, yo me veo mucho más delgada, de hecho ya van 6 kilitos desde que empecé y no hace tanto de eso…

Recuerdo que cuando hablé con Mario, Gerente y Director Técnico de Training Area de Balance4u, sobre la posibilidad de escribir este blog para contar los beneficios de los servicios que se ofrecían en su empresa, pensé que me había metido en un lío horroroso. Recuerdo que la conversación fue a mediados de Junio y por ese entonces no estaba mentalizada para nada con eso de ponerme en forma. Aunque no me veía bien del todo, pensaba que se avecinaba un verano por delante y que pintaba yo sin comer y haciendo ejercicio con ese calor, excusas y excusas. Así que le dije que lo pospusiéramos para la vuelta de las vacaciones. Por lo que estuve todo el verano haciéndome a la idea.

Yo imaginaba que lo que me esperaba iba a ser un infierno, por supuesto los objetivos eran tentadores (perder peso y estar en forma) pero, ¿a base de dieta y ejercicio?, sonaba muy duro y yo nunca he brillado por mi constancia. Pero tengo que admitir que todo ha ido como la seda, estoy encantada, de infierno nada, además los resultados son relativamente apreciables en poco tiempo. Si lo llego a saber me pongo mucho antes a ello y luzco palmito en bañador, está claro que como en todo siempre habrá excusas, no es el momento…, ahora tengo mucho trabajo…, en nada empiezan las navidades…, y al final lo vamos dejando.

Considero que hay que dejar las excusas a un lado y dar el paso, tanto si se trata de empezar a cuidarnos como en cualquier aspecto de la vida, como se suele decir, hay que coger el toro por los cuernos y pa’lante.

Estándar

Las sesiones son cada vez más duras, pero como me están entrenando muy bien soy capaz de llevarlas a cabo. Hoy sólo quiero haceros un resumen en imágenes de una de mis sesiones actuales 100% efectivas y contaros que aunque metí la pata en Madrid, desde la semana pasada he perdido casi otro kilo, ya voy por los 56 🙂

Sesión Sesión2

Non-stop

Imagen

De reencuentros y amistad

He vivido un fin de semana de reencuentros, anécdotas y mucha ilusión, he vuelto a Madrid a ver a mis amigos de toda la vida que hacia muchísimo tiempo que no veía. Ha sido genial, divertido y me ha recargado las pilas, como os decía aquí, hay que buscar el equilibrio entre cuerpo y mente para ser feliz, que al final es el objetivo que todos buscamos.

reencuentro

Con Larita y Laura

Este viaje relámpago de fin de semana me ha traído muchas alegrías… saber de mis amigos, estar con Lara y Laura, conocer a Catalina, reencontrarme con Berta, escuchar a Miri y a Willy, reírme con Vivanco, caminar por Fuencarral, viajar en metro, sentir La Latina y Chueca, pasear por mi antiguo barrio… y algunas penas… dieta a la mierda, perdón, pero así ha sido, creo que me llevo en la maleta, entre otras cosas como el cariño de mi gente y ropita comprada en el Primark (no entiendo que no lo haya en Sevilla), 2 kilos de más para casa, arggg, además de estar hecha un trapo, la vida nocturna es lo que tiene.

No todo puede ser perfecto, verdad??? Qué rico todo lo que me he comido por Dios, pero me he pasado, cuando se enteren en Balance me van a hacer tomar medidas drásticas, véase correr media maratón….es broma, pero esta semana me voy a tener que poner las pilas, no puedo echar a perder todo el trabajo que llevo hecho hasta ahora.

Otra de las alegrías que he tenido ha sido poder hacer ese viaje con mi nuevo, aunque no del todo conseguido, cuerpo, con cuatro kilos menos. Ya os lo decía cuando os contaba que no me gustaba verme en las fotos de los últimos años porque salía más gorda de lo normal, pues imaginaros si tenía que ser en persona, creo que un factor determinante para decidirme a hacer este viaje de reencuentro ha sido entre otras cosas verme mucho mejor que antes, además mis oídos han recibido muy buenas críticas sobre mi aspecto y eso siempre es genial.

Bueno os dejo con la intención de portarme bien este semana, seguir la dieta estrictamente y machacarme un poquito más, para paliar lo antes posible lo daños que haya podido ocasionar mi comportamiento en el Reto de Inés.

Feliz lunes.

Estándar

Una imagen vale más que mil palabras

Ya ha pasado un mes desde mi última revisión con el nutricionista y los datos son más que alentadores, os pongo ambas gráficas para que podáis contrastar.

Inés García del Pozo

INÉS GARCIA DEL POZO

Lo más significativo es la disminución de grasa corporal, han sido 3 kilos íntegros de grasa, no he perdido nada de musculatura que por lo visto es algo frecuente con dietas tan fuertes como la que estoy llevando, pero gracias al ejercicio que he ido practicando esos niveles no han disminuido, con lo que esto va viento en popa.

Ni que decir tiene el componente motivador que supone recibir noticias de este tipo, sobre todo cuando me dicen que si sigo así en los dos meses que quedan puedo seguir bajando una media de 3 ó 4 kilos al mes, y si paralelamente el trabajo físico que hago lo vamos a enfocar a moldear y fortalecer músculos os aseguro que voy a estar encantada.

Estándar